La sociedad escolar no es más que un reflejo ampliado de la sociedad “adulta”; esta ampliada porque los niños no tienen las barreras que tiene el adulto: el recato, la conveniencia… Y además en el mundo “adulto” las personas tienen multitud de “armas” y sistemas para atacar y defenderse, económicas, físicas, prestigio… En el mundo escolar solo tienen el acoso a través del maltrato físico y la burla.

Así pues el mundo escolar se está convirtiendo en una selva donde los niños imitando al mundo de los mayores, tratan de sobresalir, de hundir a sus compañeros, de eliminar lo que les molesta, lo que no es como ellos… Pero con una sola arma: “el acoso”, por lo que este está descontrolándose, y del cual solo vemos los casos más llamativos y dramáticos, pero niños acosados, en diferentes grados, hay muchos sin llegar a destaparse, porque no se llega al extremo de “escándalo” y porque ellos mismos no lo cuentan, dado que implica ser un fracasado, porque no se es de la “elite”, “un triunfador”.

 

 

acoso escolar

 

Yo invitaría a los padres a aprovechar las vacaciones, para que una vez relajados, por estar apartados del medio hostil, se dediquen a hablar tranquilamente con sus hijos y averiguar en qué grado de implicación están en el tema del acoso, para poderles ayudar a salir de él, tanto si están de un lado como del otro, pues esta construyéndose su personalidad y este tema va a formar parte de la misma.

También es fundamental, ver en qué grado está su autoestima, y hacer que esta crezca, si no sabe como en nuestro curso “Autoestima. Evaluación y Recuperación” Hay un módulo dedicado a explicar como deben de actuar los padres para aumentar la autoestima de los hijos.

Este tema como empieza a averiguarse es de más calado del que en principio da la impresión. No se le da importancia alegando que son peleas propias de la edad y con ella se pasan; pero sus repercusiones son muy serias, primero porque les afecta mucho y segundo porque “no pasan” como ha concluido quizá el primer estudio realizado al respecto.

Investigadores del Hospital de la Universidad de Turku intentaron encontrar relaciones entre el acoso y la victimización a los ocho años de edad y problemas psiquiátricos entre los trece y los 24. El estudio examinó a más de 5,000 niños finlandeses que participaron en una encuesta nacional. El estudio aparece en la edición de septiembre de la revista Archives of General Psychiatry.

El estudio es concluyente en lo que refiere a las niñas, encontrando una relación directa entre acoso escolar y necesidad posterior de tratamiento en un hospital psiquiátrico. La conclusión en niños de sexo masculino, no son tan definitorios.

.

 

.