El drenaje postural es una manera importante de tratar la bronquiolitis (hinchazón y demasiada mucosidad en las vías respiratorias de los pulmones). Cuando se realiza el drenaje postural, usted adopta una posición que le ayuda a sacar el líquido de los pulmones.

 

Esto te puede ayudar a:

Tratar o prevenir una infección

Facilitar la respiración

Prevenir más problemas con los pulmones

 

Cómo realizar el drenaje postural

El mejor momento para realizar el drenaje postural es antes de una comida o 1 ½ hora después de ésta, cuando el estómago está más vacío.

Adopte una de las siguientes posiciones:

Sentado o acostado boca arriba, boca abajo o de lado

Tanto sentado como acostado, la cabeza en posición horizontal, cara arriba o abajo

Permanezca en la posición al menos 5 minutos. Póngase ropa cómoda y use almohadas, si hace falta,  para estar lo más cómodo posible.

Inspire lentamente a través de la nariz y luego exhale por la boca. Exhalar debe tomar más o menos el doble de tiempo que inhalar.

 

Percusión o vibración

La percusión puede ayudar a disolver los fluidos espesos alojados en los pulmones. Ya sea usted mismo u otra persona, dará palmadas en las costillas mientras está acostado. Esto lo puede hacer con o sin ropa sobre el pecho:

Forme un cuenco con la mano.

Dé golpes con la mano hueca contra el pecho (o pídale a alguien que le dé palmadas en la espalda).

Se debe oír un sonido retumbante o de estallido, NO un sonido de palmada.

No golpee con tanta fuerza que provoque dolor.

La vibración es como la percusión, pero con una mano plana que hace estremecer las costillas suavemente.

Inspire profundamente y luego sople con fuerza.

Con la mano plana, haga vibrar (presionando y aflojando) suavemente las costillas.

Realice la percusión o la vibración durante 5 a 7 minutos en cada área del pecho. Haga esto en todas las áreas del pecho o la espalda. Cuando termine, inspire profundamente y tosa

.