¿Qué es la vaginitis?

La vaginitis o vulvovaginitis,  puede ser una inflamación o una infección de la vagina. También puede afectar a la vulva, la parte externa de los genitales de la mujer. La vaginitis puede causar picor, dolor, secreción y olor.

La vaginitis es un problema bastante común, sobre todo en la edad reproductiva de la mujer. Suele producirse cuando hay un cambio en el equilibrio de bacterias o levaduras que normalmente se encuentran en su vagina. Hay diferentes tipos de vaginitis, que tienen distintas causas, síntomas y tratamientos.

 

Causas de la vaginitis

La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común en las mujeres entre 15 y 44 años. Se produce cuando hay un desequilibrio entre las bacterias “propias o buenas” y “malas o  extrañas” que normalmente se encuentran en la vagina de una mujer. Este desequilibrio se puede producir por diferentes causas:

  • Tomar antibióticos
  • Duchas vaginales
  • Usar un dispositivo intrauterino
  • Tener relaciones sexuales, sin protección, con una nueva pareja
  • Tener muchas parejas sexuales

Las infecciones por cándida (candidiasis) ocurren cuando demasiada de esta levadura crece en la vagina. Su nombre científico es cándida. Es un hongo que vive en casi todas partes, incluso en su cuerpo. Se puede producir un desarrollo demasiado grande en la vagina debido a:

  • Antibióticos
  • Embarazo
  • Diabetes, especialmente si no está bien controlada
  • Medicamentos corticoides

La tricomoniasis también puede causar vaginitis. La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual común causada por un parásito.

También puede tener vaginitis si usted es alérgica o es sensible a ciertos productos. Ejemplos incluyen aerosoles vaginales, duchas, espermicidas, jabones, detergentes o suavizantes. Pueden causar ardor, picor y secreción.

Otra causa de iiritación vaginal puede ser debida a cambios hormonales. Por ejemplo, durante el embarazo o la lactancia, o la menopausia.

A veces puede darse más de una causa de vaginitis a la vez.

 

 

Vaginitis

 

Síntomas de la vaginitis

Los síntomas de la vaginitis están en función del tipo de vaginitis que se padezca.

la vaginitis bacteriana, es posible que no de síntomas. Puede tener un ligero flujo vaginal blanco o gris. También puede haber olor, como si fuese un fuerte olor a pescado, especialmente después de tener relaciones sexuales.

Las infecciones por levaduras producen una descarga espesa y blanca de la vagina, que puede parecerse al queso cottage. La descarga puede ser acuosa y a menudo no tiene olor. Las infecciones por levaduras generalmente causan enrojecimiento y picor en la vagina y la vulva.

También en caso de tricomoniasis  puede no tener síntomas. Si los tiene, estos incluyen picor, ardor y dolor de la vagina y de la vulva. Puede tener ardor al orinar. También podría tener una descarga color gris verdoso que puede tener mal olor.

 

¿Puede la vaginitis causar otros problemas de salud?

Es importante tratar la vaginitis bacteriana y la tricomoniasis, ya que cualquiera de ellas puede aumentar el riesgo de contraer el VIH u otra enfermedad de transmisión sexual. Si está embarazada, la vaginitis bacteriana o la tricomoniasis pueden aumentar el riesgo de provocar un parto prematuro.

 

¿Cómo puedo prevenir la vaginitis?  Y cuidados cuando tenga vaginitis

  • Cuando tenga vaginitis: mantenga relaciones sexuales sólo si utiliza preservativo
  • Evite ropa que mantenga el calor y la humedad
  • Use ropa interior de algodón
  • Evite el jabón y sólo enjuague con agua para limpiarse.
  • Remojarse en un baño tibio — no caliente.
  • Séquese bien después de esto.
  • Evite las duchas vaginales. Estas duchas pueden empeorar los síntomas de vaginitis o provocarla, ya que eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina. Estas bacterias ayudan a proteger contra la infección.
  • Evite el uso de aerosoles higiénicos, fragancias o talcos en la zona genital.
  • Utilice toallas sanitarias y no tampones mientras tenga una infección.
  • Si tiene diabetes, mantenga sus niveles de azúcar en la sangre bien controlados.

 

Deje que llegue más aire a la zona genital.

  • Use ropa suelta y no pantis, evitar los vaqueros ajustados.
  • Use ropa interior de algodón (en lugar de sintética) o ropa interior que tenga un forro de algodón en la entrepierna. El algodón aumenta el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.
  • No use ropa interior en la noche cuando duerma.

Las niñas y las mujeres también deben:

  • Saber cómo limpiar correctamente la zona genital al bañarse o ducharse.
  • Limpiarse bien después de usar el baño, siempre de adelante hacia atrás.
  • Lavarse muy bien antes y después de ir al baño.

.